18 Setembro 2009

Estancados los procesos judiciales por los homicidios de 10 periodistas en Colombia

Aa
El estancamiento es la característica principal que rodea a los procesos investigativos de unos 10 casos de asesinatos de periodistas de más de 40 que son atendidos por la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación, según reveló una investigación de la Unidad de Repuesta Rápida de la SIP en Colombia.
$.-
El estancamiento es la característica principal que rodea a los procesos investigativos de unos 10 casos de asesinatos de periodistas de más de 40 que son atendidos por la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación, según reveló una investigación de la Unidad de Repuesta Rápida de la SIP en Colombia. Los procesos judiciales por los homicidios de tres periodistas se encuentran desde hace un año, sin ningún tipo de gestión investigativa por parte de la Fiscalía General de la Nación. Se trata de los casos de Gerardo Bedoya, director de las páginas de Opinión del periódico El País, asesinado el 20 de marzo 1997, en Cali, Valle del Cauca; Ernesto Acero Cadena, periodista de las radios Todelar y Súper, y del periódico El Informador Socioeconómico del Quindío, asesinado el 12 de diciembre de 1995 en Armenia, Quindío y Alejandro Jaramillo Barbosa, director del periódico El Caleño, asesinado el 24 de octubre de 1997, en Pasto, Nariño. Las últimas actuaciones judiciales reportadas por la Fiscalía en estos tres casos se dieron entre agosto y septiembre de 2008 y se mantienen en la misma etapa de recolección de pruebas desde que ocurrieron los hechos hace 14 años. En otros seis procesos, las últimas actuaciones judiciales se desarrollaron en los cuatro primeros meses de este año, entre enero y abril de 2009, sin que se conozcan resultados de las mismas. Uno de estos casos es el de Carlos Lajud Catalán, comentarista deportivo de Emisoras ABC, asesinado el 19 de marzo de 1993, en Barranquilla. Su investigación estuvo suspendida durante tres años y en octubre de 2007 fue reactivada por solicitud de la SIP. Según la Fiscalía, solicitaron la intervención de funcionarios de la Dijin (Dirección de Investigación Criminal-Policía Nacional) sin obtener respuesta. Igual suerte han corrido otras investigaciones: Francisco Castro Menco, periodista de radio Majagual, asesinado el 8 de noviembre de 1997, en Sucre. Tampoco en este caso se ha presentado ningún avance desde abril de 2009. Una situación similar se observa en el proceso de Jairo Elías Márquez, director de la revista El Márques, asesinado el 20 de marzo de 1997, en Armenia, Quindío. El último hecho que se reportó en el expediente fue la constancia de la muerte del ex congresista Carlos Alberto Oviedo Alfaro, alguna vez señalado como presunto autor intelectual del homicidio. Los procesos por los asesinatos de Didier Aristizabal, José Duviel Vásquez, Gustavo Ruiz Cantillo y Guillermo Bravo Vega, tampoco avanzan. Este balance responde sólo a 10 casos de los más de 40 procesos bajo la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación. Resulta aun más preocupante que la Dirección Nacional de Fiscalías no haya informado sobre el estado de los procesos investigativos de 16 periodistas, a pesar del Oficio 3909 del 24 de agosto de 2009, en el que la fiscal delegada ante el Tribunal Superior, Stella Leonor Sánchez Gil, le informó a la URR de la SIP, que siguiendo instrucciones del Fiscal General de la Nación (e), Guillermo Mendoza Diago, se requirió a la Dirección Nacional de Fiscalías, entregar la información respectiva, dada la creciente preocupación de la SIP sobre las razones por las cuales, estos casos se encuentran suspendidos y/o archivados.

Compartilhar

0